lunes, 12 de marzo de 2018

ME ACOSTUMBRE DE Jesús y Leonor.sacado al aire el día 13-8-11

ME ACOSTUMBRE.

Me acostumbrè a tu sonrisa y a tu sombra,
me seguian a todas partes sin mirarte,
eras la ilusiòn y lleguè sin mas a amarte,
que un amor asì.., al mundo asombra.

Sin hablar, el pensamiento que renombra,
te dibuja entre las nubes con gran arte,
te imagina viviendo un mundo aparte,
donde no haya de engaños..., nombra,

En cada amanecer solo tu nombre,
el que repite con un eco desfazado,
y sin desear que al repetirlo asombre,

Es el eco de un susurro enamorado,
que llega al corazòn triste ,del hombre,
que sueña llenarte de besos.., a tu lado.

JESUS ALBO


PRELUDIOS

Ecos celestiales en universo
notas de canción que suena a besos
nanas que salen de tus labios tersos,
sentimientos dibujados en verso.

Son preludios tus lamentos soberbios
qué la noche proclama su reverso
en alborada de tu canto de beso,
por mi alma llorar en desvarios.

Tus añoranzas en mi ser ancladas
desdibujan los temores ansiosos
volviendo a renacer esperanzas...

Mariposas de vuelos armoniosos
mis ansias ensoñadas en bonanzas
tus palabras a mi alma en tonadas.

Leonor Rodríguez Rodríguez.



LEJOS
Lejos se encuentra con dolor sufriendo
angustias y esperas, a su paso va dejando,
no sabe que el ayer no esta muriendo,
si cada instante con amor voy recordando.

Es bello recordar su palabra en la ventana,
cuando decia con amor, te doy mil flores
para que perfume tu vida en la mañana,
y sepas que soy gran amor de los amores.

Mas ahora, la ventana es una sombra,
dentro, la bruma me pierde con tristeza,
no veo el color, mas nada asombra,
si su imagen la traigo metida en la cabeza.

El tiempo pasarà .., se irà en vuelo la agonìa,
y la luz que ahora se niega, vendrà a raudales,
cuando estè en mis brazos y sea mìa,
sera la uniòn como las sueñan los formales,
una uniòn de amor , eterna, de alegrìa.

JESUS ALBO



SIN SOMBRAS

Tiempo, en tiempo lejano
brisa de mar, música de bandoneón
tus suspiros llegan al alma
cubren de bruma mis ansias de amar.

Languidecen las rosas llorosas
de mis ojos moribundos
al escuchar tu clamor
en mi ventana, en luz de amor

Ya no habrá más sombras qué perfilar
clara noche de estrellas cuajada
donde brilla la Luna,
destellos de broche te ofrezco, amor.

Las dolencia sangrientas vividas
capas en vuelo, murciélago traidor
se quedaron en nubes rizadas
sobre el lago del cisne, alma de nos.

Leonor Rodríguez Rguez.




MEDALLA O DIJE

Mis versos nada dicen, lo comprendo,
viajaron en el aire pausados, sin destino,
tenian la sutileza del que juega, es tremendo
tratar de caminar, con sombras el camino.

Eran versos de amor , de amor desesperado,
que no encuentra la paz que el alma exije,
es desear tenerla por siempre, a su lado,
sabiendo que su alma es medalla, es dije.

Colgada en el pecho al corazòn lo mueve,
y cada vez que pasa sin querer lo besa,
con besos de silencio el cuerpo se conmueve,
dejando que la aurora de su vida quede presa.

Es la realidad, sin ella.., enorme es el vacio,
y el dije de su pecho se mueve con caricia,
para ella lo es todo, por eso dice "Mio.."
y entrega con su vida, un beso que es delicia

JESUS ALBO







"MÍO".

¡ Señor! si soy toda miel para tus labios
si me desprendo de estameña ingrata
¡ qué dejo mi alma y cuerpo desnudos!
para que sombras no enturbien tu mirada
y camines por senderos de luz y gracia...

¿ por que tu llanto que amarga?
¿ tus lamentos que funden los cielos?
¿ por que tal desconfianza en la distancia?

mi aposento sigue incólume............
tu perfume en él impregnado
recordándome tu presencia en mi casa....
engalanada siempre, para tu llegada.....

Señor.....no puedo ver en otro tu mirada dulce
tu almibarada boca cuando me besas.......
el balanceo de tus brazos cuando me estrechas...
tu cuerpo en el mío, llama que crepita
induciendo ardores que queman mi piel....

Te busco Señor, te busco en cada rincón....
en cada deseo de mi cuerpo ardiente
esperando con ansia tu vuelta, Señor.........
entonces ¿ por qué esas sombras que te marcan?

Corro loca, desesperada, tus versos me delatan......
levanto brazos al cielo, ¡míoooo!...Dios devuélvemelo...
a casa.

Leonor Rodríguez Rodríguez.







No hay comentarios:

Publicar un comentario